notas de interés
Los controles aseguran éxito de las dietas
"Si el paciente concurre al consultorio una vez a la semana, adelgaza un kilo entre esa visita y la siguiente; es decir 4 kilos al mes. Si asiste cada 15 días rebaja 1,3 kilo; cada 21 días, 1,2 kilo; y apenas pierde un kilo al mes en caso de concurrir cada 30 días. Esto números son estadísticas mundiales y trasuntan que lo importante no es llegar hasta donde esta el dietólogo si no hablar con él" Afirma el Dr. Norberto Russo
 

Y en tal sentido, agrega, la charla periódica sirve para tratar la problemática personal y los cambios de hábito de vida. La relación con el paciente tiene que ser tan intensa que éste recuerde los consejos y hasta la cara del médico cada vez que coma. Si solo se utilizan drogas y dietas los pacientes vuelven a engordar.

No es cuestión de que el paciente vaya al consultorio para hablar de trivialidades con el médico, si no repetir ciertos rituales: pesarse, medir los porcentajes de grasas, agua y músculo que van variando en el cuerpo, controlar la orina para evaluar la movilización de grasas, hablar sobre los ajustes del menú y los cambios de rutina sobre la actividad física.

La medicación es el ultimo recurso; la dieta y el ejercicio logran de por sí un descenso natural de peso. Así que, además del conocimiento de la problemática personal que dispara la gordura hay que acompañar al paciente; no es poca cosa para el paciente y tampoco para el nutricionista. El primero necesita desde un amigo hasta un psicólogo y un ecónomo, todo en la misma persona.

 
Lee más Notas de Interés
 
 
envianos tu consulta
nombre *
e-mail *
telefono 
celular
consulta *
los campos marcados
con * son necesarios
suscribite y recibí las novedades

$(this).corner();